Un paseo por el Valle del Lozoya

Para despedir el invierno realizamos una quedada en el Valle del Lozoya

Comenzamos en Rascafría por la mañana, donde una fina lluvia parecía que nos acompañaría durante toda la mañana.
Aparecío, desapareció… hasta que Pilar, dijo “a las 12 para” ¡y tal cual! (aunque luego apareció de nuevo tímidamente una vez más por última vez en el día)

Hicimos una ruta hacia el Monasterio de El Paular, y nos detuvimos en el puente del perdón a fotografíar desde el monasterio, hasta las ovejas ¡todas negras! que pastaban en el prado y por supuesto, el propio puente (conoce su historia AQUÍ). Después fuimos al bosque finlandés, un sitio precioso en cualquier época del año y que te recomendamos visitar si no lo conoces.

Tras el bosque, el hambre comenzaba y volvimos al pueblo… momento de descanso… ¡y comida! Si en la sierra se come bien, en Rascafría mejor todavía. ¡Pero bueno, que queda la tarde y mejora el tiempo! Al salir del restaurante el sol hizo presencia por primera vez en el día, de ahí que nos subiésemos al Mirador del Robledal a disfrutar del valle a nuestros pies, unas vistas fantásticas.

Terminamos el día en Pinilla del Valle con unas vistas al embalse de homónimo nombre ¡y hasta nos despidió el valle con un arcoiris!

Además, se recaudaron 70€ para CEAFA, para que los recuerdos de tan fabuloso día, ayuden a conservar los recuerdos de todos.

Esperamos que os gusten las fotos tanto como a nosotros el día.

By |2018-03-13T21:44:23+00:0013, marzo 2018|Noticias, Quedadas|0 Comments

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.